Claves psicológicas para afrontar el Mundial de Media Maratón de Valencia

• La experta en coaching y desarrollo personal Carmen Sánchez recomienda reservarse “momentos de soledad” para preparar la mente para el reto de la carrera

• La clave para armarnos de resilencia es conocer nuestros límites y no plantearnos retos imposibles

Valencia, 23 de marzo.- Valencia acoge mañana la IAAF / Trinidad Alfonso World Half Maraton Championships en la que participa una nutrida representación de deportistas de élite, pero también 14.000 runners llegados de todas las parte del mundo. Para muchos supone un reto personal que llevan trabajando desde hace meses.  Horas de entrenamiento, sacrificios personales, una cuidada alimentación… Pero ¿cómo se debe afrontar psicológicamente una cita de este tipo? ¿Debemos ser autoexigentes o asumir la posibilidad del fracaso? ¿Ser realistas y disfrutar?


Según explica Carmen Sánchez, CEO de Intelema, experta en coaching y desarrollo personal y profesional, en estos días previos a la carrera hay que centrarse en “hacer cosas sencillas y agradables que nos gusten, como pasear, leer o cocinar” para relajarse, así como reservarse “momentos de soledad y de concentración pensando en la carrera, visualizándola como si se estuviera viviendo una película, conectando mentalmente con todo el recorrido. Es una forma de ir preparando la psique para el reto”. Asimismo, indica que después de meses de trabajo “hay que tener confianza en los entrenamientos que ya hemos realizado y en las veces que nos hemos demostrado lo que somos capaces de hacer. No debemos días antes de la carrera compararnos con el resto. Lo ideal es concentrarnos en nuestro ritmo, en el tiempo que estamos haciendo o en lo que queremos llegar a hacer”.


La importancia de la resilencia, Sánchez indica que la clave para armarnos de resilencia es “conocer nuestras habilidades y debilidades” y “no plantearnos metas imposibles”“Cuando lo asumimos como un proceso de aprendizaje, como un camino en el que vamos progresando, nunca hay fracaso. Insisto en que si un deportista se compara con los demás puede vivir el fracaso incluso desde antes de la carrera”.

La experta recomienda además “saborear cada zancada, estar muy conectado a lo que estoy haciendo en el momento y no con el resultado. Si estamos pensando en la meta, la carrera se nos va a hacer eterna”, así como aplicar la autoexigencia, la disciplina “en el día a día”, en cada entrenamiento para ver hasta dónde podemos llegar. Por lo tanto, tomar consciencia de lo que está ocurriendo en el momento ayuda al individuo a fijarse  con mayor claridad metas reales: lo importante es saber  qué tiempo estás logrando en tus entrenamientos, cuál es tu objetivo para el día señalado y de dónde venimos.

“Si miramos atrás visualizaremos esa carrera de fondo personal que llevamos haciendo, ese trabajo diario, y es lo que nos debe recompensar, el estar satisfechos de nuestros resultados diarios, de los cambios que hemos conseguido en nuestra vida. Si pensamos en metas inasumibles, si no conocemos nuestros límites hará acto de presencia la frustración. Sé realista y asume lo que eres capaz de hacer, disfruta del momento y sorpréndete de lo que puedes llegar a  lograr”,  sentencia Carmen Sánchez.